sábado, 20 de noviembre de 2010

Amanecer


El amanecer acecha a la noche
entre la niebla de la madrugada
y un suspiro del alba
hiere el oscuro telón.

El aire se vuelve frío
y silba entre los árboles,
despierta a los animales
y ofende el silencio de la luna.

La aurora empapa de rocío
la pasión de los amantes
y transforma la belleza nocturna
en horribles sombras alargadas.

Víctor Manuel Jiménez Andrada
Poema publicado en Ars et Sapientia nº.32-agosto 2010

Ilustración: Amaneciendo. María Luisa Palomo

No hay comentarios: