sábado, 31 de julio de 2010

A primera vista


Fue casi amor a primera vista. Habló con ella toda la noche y cuando vio la oportunidad, la besó en los labios. La muchacha lo aceptó con una sonrisa perenne, aunque un poco fría. Le costó algo más llevarla a casa, pero al final logró su propósito. Al amanecer, la policía municipal buscaba por todos lados al desaprensivo que había secuestrado la estatua de Venus.

Víctor Manuel Jiménez Andrada
Ilustración: Tiziano. "Venus de Urbino"

2 comentarios:

antonio larrosa dijo...

El relato esta muy bien, pero tal como lo iba leyendo, con eso de que ha insertado un cuadro y ha hablado de una sonrisa perenne algo fría , usted me ha engañado, pues ya me había hecho la idea de que escribía sobre "Mona Lisa"

Clica sobre mi nombre

vittt dijo...

nadie es de piedra