viernes, 26 de noviembre de 2010

Nueva vida

Tiene quince años. Rebosa vida. Sale de la ducha muy perfumado. Se viste con su ropa nueva. Ha quedado con ella. Es la primera vez. Se marcha de casa.
En un rincón de la habitación, el viejo osito Teddy llora desconsolado y grita:
—¡Adúltero!

Víctor Manuel Jiménez Andrada
Publicado en: Avuelapluma (18/octubre/2010)

No hay comentarios: