sábado, 11 de diciembre de 2010

Migajas

Nos arrojan al suelo
las migajas del banquete,
untadas en falsas promesas.

Lamemos la mano
del amo
llenos de felicidad
y vacíos de razón.

Al llegar la noche,
nos arremolinamos ciegos de miedo.
No sabemos que el lobo
que nos devora
es el mismo que nos alimenta.

Víctor Manuel Jiménez Andrada

1 comentario:

alfonso dijo...

Me suena un poco a realidad, ¿no es así cuñao?

Por cierto, yo también sigo tu blog