domingo, 20 de febrero de 2011

¿Por qué?


En el fragor de la batalla, dos soldados enemigos cayeron, uno al lado del otro, gravemente heridos. Uno de ellos preguntó: —¿Por qué?
Murieron sin respuesta.

Víctor Manuel Jiménez Andrada
Publicado en Avuelapluma n. 216

Ilustración: Oh, soldados que la muerte sembró...
Ehivar Flores Herrera

No hay comentarios: