miércoles, 10 de agosto de 2011

El héroe


El ejército diezmado se guarece en un horrible campamento. Comen panes mohosos y beben aguas infestas. Los heridos se hacinan en sucios lechos esperando una muerte segura. Las deshiladas banderas aún se mantienen en pie, con cierto orgullo, a la entrada de la tienda del General. Los quejidos y lamentos flotan en el aire. Ademar, el héroe en otros tiempos, cambia sus vendajes. Las heridas son dolorosas pero no se abre su boca. Aprieta los dientes y solo permite que el sufrimiento fluya si no se refleja en su cara delgada. Anima a los compañeros cabizbajos mientras sueña con las verdes praderas de su tierra natal.
Se oye la voz del vigía. Grita hasta destrozarse la garganta. Las tropas enemigas los vuelven a cercar. Son miles y están bien equipados. Ademar se pone en pie pesadamente. Le duele cada centímetro de su piel. Estira su brazo, toma la vieja espada y la levanta al cielo mientras ruge añejas consignas. El General sale de la tienda acompañado de sus oficiales, tiene el rostro inexpresivo. Se sitúan a la cabeza del triste ejército. Ademar toma posición a la derecha del General. El enemigo forma frente a ellos, sus armas amenazantes hieren el horizonte del amanecer. Avanzan. Ademar sabe que hoy morirá. No tienen ninguna posibilidad de escapar. Solo le queda cumplir con su deber y perder hasta la última gota de sangre por unos ideales que ahora se antojan absurdos y lejanos. Por un segundo recuerda antiguas mieles. Una lágrima invisible se desprende de su mejilla. Por primera vez en su vida tiene miedo. La orden lo arranca de sus pensamientos y con el pesado acero en alto marcha, junto a sus compañeros, al abismo infinito de los libros de historia.

Víctor Manuel Jiménez Andrada
(publicado en Letras Breves n. 3 abril-junio 2011)

Ilustración: Plegaria del caballero. La Mora (Argentina)


2 comentarios:

alfonso dijo...

Bonito relato; fiel reflejo de cualquier protagonista de las absurdas guerras.

Un saludo cuñao.

Claudia dijo...

Hola llegué a tu blog a propósito de una imagen que buscaba y leí algo de tus escritos, me gustan.
espero poder seguir leyendote saludos
Claudia
P.d: te invito a leer mi blog es alucinacionazul.blogspot.com