viernes, 30 de marzo de 2012

Cosas olvidadas

Hay un almacén abandonado donde enmohecen restos de viejas atracciones de feria. Los colores, antes radiantes, se diluyen entre el óxido inevitable que origina el abandono y la humedad. A veces se cuela por los agujeros del tejado una breve brisa y despierta la esperanza en alguna vieja bombilla. No sabe que su filamento fundido no volverá a brillar.


Víctor M. Jiménez Andrada
publicado en AVP- 6/2/2012

No hay comentarios: