domingo, 30 de junio de 2013

El ser híbrido

(Del lat. hybrĭda).
1. adj. Dicho de un animal o de un vegetal: Procreado por dos individuos de distinta especie. U. t. c. s.
2. adj. Biol. Dicho de un individuo: Cuyos padres son genéticamente distintos con respecto a un mismo carácter.
3. adj. Se dice de todo lo que es producto de elementos de distinta naturaleza.
El ser híbrido no es de nadie. Tiene la sangre mestiza, ningún color lo identifica como suyo. Es marginado de los círculos, con buenas formas y fingida educación se le aparta. Sin embargo, es fuerte y sirve de pilar imprescindible a seres puros. Aunque los demás no lo sepan, o prefieran ignorarlo, el ser híbrido tiene corazón y se entristece cada vez que nota gestos de rechazo sutiles, miradas de desprecio y sonrisas de compromiso.
El ser híbrido también llora, pero nadie lo ha visto. Ni siquiera se imaginan que sus ojos tengan lágrimas. A veces, quiere hablar y decir lo que siente, pero luego calla y piensa que es mejor que todo fluya mostrando su verdadera naturaleza. Él es para todos y no es de nadie, pues nadie lo hace suyo. Solo es, en definitiva, aceptado por otros seres híbridos.
Yo soy un ser híbrido.
   

Víctor M. Jiménez Andrada
Publicado en Cáceres en tu mano, 17/4/2013

No hay comentarios: