viernes, 1 de noviembre de 2013

Cementerio abandonado

Camino sobre piedras
de tumbas profanadas,
sobre cruces sin pedestal
y fango hediondo.
 
Rompe el espeso silencio,
el lamento de huesos
que se quiebran
a mi paso.
  
Mariposas negras ciegan mis ojos
a la esperanza de la luna,
mientras Cronos picotea
los despojos de la vida.

   
Víctor M. Jiménez Andrada
-escrito un Día de Todos los Santos de hace muchos años-

No hay comentarios: