jueves, 30 de octubre de 2014

Montaje

Hay un croquis dibujado sobre el barro.
Unas cruces marcan los cimientos
de este castillo de metal, madera, cuerda y lona.

Un trajín constante entre los carromatos ahuyenta toda incertidumbre.
Las mazas golpean en la cabeza de los clavos y en lo que ya no existe.
Antes de que se afile el horizonte con la piedra de la tarde,
se alza el coloso efímero.
               —No parece buen terreno —le digo al jefe de pista.
               Me mira con indiferencia y se encoge de hombros.


(Del poemario Circo)

No hay comentarios: