sábado, 5 de noviembre de 2016

Ecosistema mínimo (XI)

El equilibrio en esta ecuación es el lienzo delicado de tu piel lamido por la brisa. Es la certeza que derrumba los escoyos y despeja incertidumbres. El dorado de arenas lejanas se tatúa en ti cuando la temperatura sube con el vigor de lo nuevo. En ese desierto impenetrable quiero perderme.