martes, 3 de mayo de 2016

Regreso a Ítaca

Regreso a Ítaca,
Penélope me espera
con la mirada llena
de manzanas maduras.

Nos fundimos en un abrazo
de hojarasca y licor añejo.
Atrás quedan los cantos de sirena
y los desvelos en las madrugadas.

(A María)