martes, 10 de noviembre de 2020

Desconocimiento

Yo no sabía
que un molinillo de papel,
si está bien afilado, es mortal
para un corazón
tallado en piedra;
y tampoco sabía
que grapando las lágrimas
                       aflora un océano.

No hay comentarios: