sábado, 11 de septiembre de 2010

Oficios vocacionales


Publicado el 6/9/2010 en digitalextremadura.com

Cada septiembre vuelven a casa los libros de texto y los materiales escolares, supongo que como en muchos hogares de nuestra comunidad. El olor de las tintas recién salidas de la imprenta, los lápices de colores, el forro de plástico y las gomas de borrar parece invadirlo todo. Cada septiembre, recuerdo también a aquella maestra veterana que con una sonrisa cerraba tras de sí la puerta, encerrándose con veinticinco niños y niñas que por primera vez acudían al colegio. “No sé cuanto gana, pero sea lo que sea es poco”, reflexioné mientras aguardaba la salida de los niños y por la puerta volvía a aparecer la maestra con la misma sonrisa intacta.
He tenido muchos maestros y profesores a lo largo de mi vida académica y los ha habido mejores y peores, pero lo que no se puede negar, con los tiempos que corren, es que una persona que decide dedicarse a la docencia, no puede llevar a cabo su cometido si no es con una dedicación intensa y con una paciencia a prueba de bombas. Sí, es cierto que cualquier oficio puede ser vocacional. De hecho sería lo deseable, pero también es verdad que muchos trabajos se pueden ejercer sin necesidad de una tendencia arraigada, o simplemente por la más pura necesidad. Sin embargo, la sonrisa de aquella profesora me enseñó, sin lugar a dudas, que hay personas que se dedican a lo que se dedican por pura vocación.

Víctor Manuel Jiménez Andrada

No hay comentarios: